Electropolución – Contaminación ambiental. Pág 22

Electropolución

Electropolución – Contaminación ambiental. Pág 22

ELECTROPOLUCIÓN-FACTORES DESENCADENANTES

Vivir cerca de las antenas de telefonía Móvil, afecta sobre todo cuando mayor es la exposición a las microondas, y causa síntomas variados (acúfenos, cefalea, insomnio,  pérdidas de memoria transitorias, fatiga, irritabilidad, náuseas, trastornos visuales, problemas cardiovasculares, temblores, depresión nerviosa…). También Campos Eléctricos del cabecero de la cama, radio despertadores y bombillas de bajo consumo causan: ansiedad, nerviosismo y mal estado general.
Se ha comprobado la Mayor Incidencia de Cáncer en los residentes que están entre estas antenas, dentro de un radio de 300 m, en periodos de tiempo de 3 a 7 años. «Los humanos somos seres bioquímicos y de naturaleza bioelectromagnética porque nuestras células funcionan a base de bioelectricidad y por tanto generan magnetismo. Todas y cada una de ellas forman campos electromagnéticos que se influencian por campos externos (Instituto de Bioelectromagnetismo Alonso de Santa Cruz)”, llegando a hacer medidas de intensidades bajas, gracias a avances de Ingeniería Médica con interferómetros de superconductividad cuántica; salvando así datos falseados por la Contaminación Electromagnética Ambiental, y gracias a disponer de Jaulas de Faraday  (Prof. Bardasano. U.A.H.)”.                                   

1º.- CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

El Calentamiento Global vigente del Planeta Tierra, exige con el Electrosmog,  por el bien de la Humanidad de esta civilización, un estudio científico esmerado a nivel Internacional, Nacional y Local (poblaciones y grandes urbes).
Existen enfermedades agudas y crónicas comprendidas en Medicina General: Aparato Digestivo, dispepsias, nauseas… Aparato Locomotor; lumbalgias, artritis,  artrosis, hombro doloroso… Gran parte de estas patologías son originadas por Electropolución o Electrosmog, donde se distribuye la contaminación electromagnética  por los tejidos, órganos, y articulaciones. Pensamos, con razonamiento lógico, qué debe suceder cuando la Electropolución se origina y mezcla con focos de contaminación; fallas geológicas, capas freáticas, emanaciones telúricas nocivas.  

ANTE ESTOS HECHOS PREGUNTAMOS

●En pro de la Biodiversidad de los Ecosistemas del planeta, “Plataforma de Aire Limpio Hoya de Buñol-Chiva”, “contra la incineración de residuos tóxicos en CEMEX Buñol” (Valencia) España.
●¿Cómo repercute la Contaminación del Vertedero en Dos Aguas, ampliado recientemente. La Central Atómica de Cofrentes (Valencia) España, donde “según refiere la prensa, ha habido fugas”. Los Residuos industriales que destruyen el hábitat comarcal,  pesticidas agrícolas?
● ¿Cuál es el resultado del entorno comarcal, medio ambiente en esta zona? Los seres vivos son electrosensibles, ¿Dónde está la Biohabitabilidad, el anhelo de “vivir en modo avión”? (Pere León) En pueblos y grandes ciudades, ¿qué queda de la naturaleza, flora y fauna del planeta?  Pensamos en las secuelas, daño físico y psicológico contra el ser humano ante estas agresiones reiteradas al ecosistema. 
● Es lógico que en estas zonas abunden enfermedades severas, cánceres (pulmón, próstata, vejiga, órganos y aparatos vitales cuyo origen debe ser investigado).
● Ante esta patología repetida se pide, por el bien común, a la Autoridad Competente un Estudio Sanitario Científico Estadístico y verificar resultados.
Se necesita Salubridad en la Hoya de Buñol, un cambio necesario de limpieza, potenciar la inmunidad. Sanear la biosfera y respirar Aire Limpio en nuestra tierra natal. Se pide una Plataforma Ecológica , “in dubio contra reo” máxima de salud ambiental  mientras no haya soluciones definitivas, que requiere esfuerzo y apoyo de  la Autoridad Competente y  que la Administración vele por este objetivo; similar al obtenido con suficiencia a nivel Local e Internacional  con la fiesta de la TOMATINA, lograda a pulso por los habitantes de la comarca.



Pág Siguiente: Electropolución. Modos de combatirla. Pág 23

Pág Anterior: Partículas atómicas. Pág 21